Conectarse

Recuperar mi contraseña

PhotobucketPhotobucket
[clickea para mandar mp]
Últimos temas
» Apocalypse [Aracne Snake]
Lun Jul 03, 2017 5:55 pm por Afiliador

» Code Geass: Endless Dark [Cambio de botones]
Dom Feb 10, 2013 12:50 am por Invitado

» Aviso de Code Geass: Endless Dark
Mar Dic 11, 2012 5:05 pm por Invitado

» Aviso de Dark Souls
Lun Nov 19, 2012 10:00 pm por Invitado

» Afiliación "Golden Age a.R" [Elite]
Mar Sep 04, 2012 5:22 pm por Invitado

» Lacrim Tenebris. Foro Steampunk/Fantasía. (+18)- [Élite]
Dom Sep 02, 2012 11:25 am por Afiliador

» {Pokémon Battle Royale}{Afiliación Élite}
Vie Ago 24, 2012 4:40 pm por Afiliador

» Toxic Academy {{Recién abierto}}
Vie Ago 17, 2012 10:47 pm por Afiliador

» En este momento pienso que...
Mar Ago 14, 2012 1:51 pm por Hisumi

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Miér Jul 19, 2017 2:53 am.
Code Geass: Endless Dark vocaloid melody rolSubZero
Photobucket
[Da click para ver nuestros afiliados]

En la torre (priv Dietriech)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Jace el Mar Abr 10, 2012 5:39 pm

El día había amanecido soleado, con apenas algunas nubes blancas esparcidas aquí y allá por el cielo y soplaba una leve brisa que combatía el calor que provocaba el sol.
En resumen era el tipo de día favorito de Jace, en especial para volar por encima del bosque y las montañas. En esa ocasión estaba volando por encima del bosque, manteniéndose a una distancia prudencial de los campos de sembrado y de la ciudad. Sabía que a su padre no le hacia nada de gracia que volase tan cerca pero no podía evitarlo, por esas zonas las corrientes de aire eran siempre más estables y mejores para volar de forma tranquila.

Al rato de estar volando su estómago empezó a protestar y por la mente se le pasaron unos deliciosos bollos de canela que preparaba una panadería de la ciudad en la zona del mercado, la boca se le hizo agua de solo pensarlo y aunque trató de resistirse con todas sus fuerzas terminó descendiendo al suelo cerca del linde del bosque, tomando su forma humana tras asegurarse de que no había nadie mirando.

Tras una pequeña caminata llegó hasta la ciudad y fue directo hasta el barrio del comercio, siempre que podía se pasaba por allí, con el máximo cuidado de ocultar bien su esencia de fénix para que nadie se diese cuenta.
Fue directo a la panadería que más le gustaba, moviéndose con facilidad entre los transeúntes que ocupaban las ajetreadas calles a esas horas. Mientras llegaba al establecimiento palpó en sus bolsillos en busca de unas pocas monedas que había conseguido con mucho esfuerzo tras ir robándolas de una en una cuando alguien despistado las dejaba al alcance de su mano, prefería ir de una en una porque era mucho más difícil ser detectado así y porque no le gustaba robar pero sino no podría adquirir esos ricos pasteles, además también estaban algunos libros de poesía que le gustaba leer cuando tenía la ocasión.

Pocos minutos después llevaba un par de pasteles de canela envueltos en una tela blanca e iba de camino a las afueras de la ciudad para comérselos, ya no tenía ningún otro asunto allí que atender. Su mirada se desvió sin querer hacia las altas torres del castillo, seguro que desde ahí había una vista preciosa de la ciudad y eran un lugar tranquilo… no tenía porque pasarle nada y en todo caso podía salir volando a toda velocidad en su forma de fénix.

De la forma más discreta que pudo y tras esconderse bien entre unas callejuelas cambio de nuevo a su forma de fénix y sujetando la tela con las patas elevó el vuelo hacia las torres, por suerte a esas horas el ajetreo de la ciudad mantenía las miradas de los humanos lejos de los cielos y llegó sin ningún incidente hacia un pequeño torreón, revisando momentáneamente en su interior sin ver a nadie por lo que pasando a su forma de humano se quedó sentado en el alfeizar, empezando a disfrutar de su comida de manera despreocupada
avatar
Jace
Criatura: Fénix
Criatura: Fénix

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/04/2012
Localización : Estaré en el bosque o sobrevolando la zona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Dietriech Thyssen el Jue Abr 12, 2012 1:56 pm

Suspiró suavemente mientras subía por las escaleras, las odiaba, el vivir solo en una torre alejada era simplemente demasiado molesto, claro tenía sus ventajas pero subir y bajar cada día de esta era demasiado tedioso sin contar que era demasiado cansador teniendo en cuenta el peso de sus libros, materiales, comida y demás cosas que debía tener para asegurar su supervivencia, por suerte solo tenía que salir solo una vez al día cuando era estrictamente necesario, pero por lo general siempre había alguien que estuviese pendiente de cuidarle. Pero no aquel día la mascota de turno no se había presentado y eso quería decir que o su amo estaba jugando con él o seguramente se habían olvidado de su existencia aunque las probabilidades de la primera opción eran muchas más altas que la segunda.

Un nuevo suspiró escapó de sus labios agotado cuando al fin consiguió llegar a su habitación, como siempre se había levantado temprano pero el estar haciendo ese tipo de ejercicio era simplemente demasiado cansador para cualquiera. Dejo lo libros sobre el escritorio y miró a su cama estaba tentado en tomar una pequeña siesta, pero claro no podía hacerlo puesto que el conocimiento (entre otras cosas) le estaban esperando. Estiró su espalda y fue en ese entonces en que le vio, un pequeño pelirrojo sentado en el borde de su ventana, algo imposible a no ser que fuera una de aquellas mascotas que tanto revuelo hacían entre los nobles y los humanos en general. En silencio fue acercándose hacía este, mirándole como un felino estuviese acechando a su presa, hasta que al menos quedo detrás de este.

“Pobre pequeño animal” pensó mirándole con curiosidad antes de jalarle hacía dentro con fuerza, lo suficiente como para dejarlo tirado en el suelo y él acomodarse sobre el cuerpo del más bajo, deteniendo de esta manera toda posibilidad de escape. - ¿Qué hace una mascota en mi ventana? –Musitó mirando al pequeño con el ceño fruncido, llevaba aun puesto el parche por lo que se le dificultaba un tanto la vista de este, aun así no podía dejar de admirar la belleza del pequeño chico bajo su cuerpo.- ¿Te perdiste? O quizás..-sonrió ladino y algo desconfiado.- ¿Es que vienes a cazarme? –inquirió como una broma claro está, era imposible que un chico tan pequeño como aquel pudiera hacerle algún daño, aunque teniendo en cuenta las cualidades de las criaturas mágicas podría esperarse cualquier cosa.

Esperó impaciente por la respuesta de este, aunque mientras el otro permanecía en silencio aprovecho para admirar con mayor detalle las facciones de este; era una mascota bastante bien parecida… revisó con su mirada el cuello ajeno y se apartó rápidamente. Era un “libre”. Frunció rápidamente el ceño y busco su espada.- ¿Qué hace un libre aquí? –preguntó poniéndose en posición, dispuesto a atacarle a la menor provocación.
avatar
Dietriech Thyssen
Admin/Noble
Admin/Noble

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 08/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Jace el Jue Abr 12, 2012 3:21 pm

Las leves ráfagas de aire le revolvían un poco el cabello mientras permanecía cómodamente sentado, balanceando sus pies en el aire de forma despreocupada mientras tomaba su comida, en ocasiones compartiendo algunas migas con un par de palomas que se posaban durante breves momentos en el borde junto a él.
Estaba total y completamente distraído y con la guardia baja, ni se le pasaba por la cabeza que en esa torre alejada de todo pudiese ir alguien y menos que alguien viviese ahí, aunque lo habría visto de haberse fijado un poco más en el interior del torreón, pero estaba demasiado centrado en comerse los bollos recientes como para preocuparse con eso.

Mientras todavía saboreaba uno de esos panecillos sintió como algo o alguien tiraba de él hacia atrás, por un instante se quedó demasiado sorprendido para hacer cualquier sonido siquiera. Cerrando los ojos cuando su cuerpo impactó en el suelo y abriéndolos pocos segundos más tarde para encontrarse con el humano que estaba encima suyo acorralándolo. Permaneció totalmente inmóvil muy asustado mirando al tipo en cuestión, extrañándose porque llevase un parche pero se distrajo al oírle hablar.

-N-nada –intento hablar- S-solo e-estaba a-ahí sentado! Y-y no soy una mascota!
Intentó salir de debajo suyo, empezando a temblar levemente ante la posibilidad de que ese tipo lo atrapase.

Apenas terminó de hablar el tipo se apartó de él, al parecer no se había percatado de que era una criatura libre. Lentamente se puso en pie, manteniéndose cerca de la ventana y mirándole con expresión algo asustada y nerviosa.

-Y-ya te lo he dicho! –intentó hablar sin que le temblase la voz- E-estaba sentado en el alfelizar c-comiendo.
Y apenas terminó de decir eso recordó los bollos y se asomó por la ventana, se le habían caídos los dos que le quedaban cuando el otro tiró dentro suyo, suspiró olvidándose momentáneamente del humano.
-Oh no… se me han caído… rayos…
Entonces volvió a acordarse del humano y se giró lentamente hacia él, mirando la espada y tragando saliva.
-O-oye… guarda eso quieres? Ya dije que solo estaba comiendo aquí arriba… no iba a hacer nada más… N-no pensé que aquí arriba viviría nadie, lo siento…
Y pensó que tal vez debería pensar en empezar a cambiar de forma para salir de ahí volando a toda prisa. Pero cuando se volvió a fijar en el rostro del otro simplemente permaneció quieto observando el parche con curiosidad. A lo mejor lo había perdido por culpa de una criatura, o entrenando con la espada… o a saber, aunque le extrañó porque entonces debería tener alguna cicatriz o algo sobre saliendo por el parche, bueno también a lo mejor era que simplemente era tuerto y no veía por ese ojo.

Carraspeo un poco, intentando tranquilizarse y dejar de temblar como una hoja, mirándole con una pequeña sonrisa nerviosa.

-M-me llamo Jace, ¿y tu?
avatar
Jace
Criatura: Fénix
Criatura: Fénix

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/04/2012
Localización : Estaré en el bosque o sobrevolando la zona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Dietriech Thyssen el Sáb Abr 14, 2012 11:56 pm

Se le quedo mirando, esperando algún movimiento en falso que pudiera detectar en el pelirrojo que le hiciera dudar de si era un peligro o no, si lo era no dudaría en acabar con él y si no, bien podría conseguirlo y usarlo como objeto de sus experimentos, quizás un animal como este sería mucho mejor que las usuales liebres que usaba cuando jugaba con la alquimia o otras ramas de la ciencia que aun no conseguía aprender de todo o quizás simplemente le usaría para investigar sobre las criaturas, en especial en aquel cuerpo… pequeño que tenía el más bajo. Suspiró suavemente y bajo su espada, no le veía como una amenaza al menos por ahora, además el pelirrojo parecía demasiado asustado como para siquiera intentar atacarle y de todas formas sería estúpido el hacerlo teniendo en cuenta el poco espacio que tenía para volver a su forma normal.

Alzó una de sus cejas al escuchar aquello ¿Era tan cómodo comer sobre la ventana? Claro, tenía una vista excelente pero nadie era tan estúpido como para subir hasta ahí, es más nadie se atrevía a subir ahí especialmente cuando se trataba de él, pero aquel chico… Suspiró suavemente y se levantó del todo mientras dejaba que el chico anduviese a sus expensas mientras que él se movía cuidadosamente a sus alrededores, se trataba de una criatura después de todo.-Para comer no tenías que venir aquí, no sé si eres muy estúpido o simplemente es que eres valiente o lo más probable es que ambas.- Dijo tan directo como siempre sin contener ni siquiera un poco aun cuando trataba con un criatura.

Un nuevo suspiró se escapó entre sus labios y se dirigió hacia su escritorio apoyándose en este mientras que dejaba a su vez la espada a su lado, cerca de él al final después de todo. El chico se presentó con un hablar nervioso y bastante tembloroso, ahora lo veía estaba mucho más asustado de lo que pensaba, por alguna razón aquello le causo una deliciosa sensación de superioridad, claro la sentía a diario cuando tenía que tratar con su padre o con sus hermanos pero difería completamente de la humillación que les hacía sentir a sus familiares. Una suave y maliciosa sonrisa se posó en sus labios mientras que se acomodaba para ver mejor al pequeño pelirrojo.

-Dietriech Thyssen. –Dijo con aquel tono cortante tan usual en él mientras se cruzaba de brazos y se sentaba por encima del escritorio. -¿Estás seguro que deberías estar hablando conmigo? Sabes que puedo perfectamente cazarte y hacerte mi mascota. ¿No me temes? –Inquirió mirando al chico como si estuviese tratando con un idiota, bueno en realidad lo veía de aquella manera y era bastante evidente por la manera en que le recorría descaradamente con su mirada inquisitiva, esperando la respuesta de este interesado en las posibles razones del más pequeño.
avatar
Dietriech Thyssen
Admin/Noble
Admin/Noble

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 08/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Jace el Lun Abr 16, 2012 11:20 am

Mientras esperaba por una respuesta de parte del pelinegro aprovechó para dar un rápido vistazo a su alrededor y fijarse bien en todas las cosas que había en la sala, fijándose especialmente en las estanterías que había antes de volver a fijarse en el humano.
La forma en la que lo miraba lo estaba poniendo bastante nervioso pero intentó no demostrarlo, más aún, y tratar de dejar de temblar como una hoja por el miedo. Se aclaró un poco la garganta para volver a hablar.

-Me gusta… tener vistas de la ciudad –se llevó las manos a la espalda para ocultar que le temblaban- Y... p-p-pensé que aquí arriba... e-estaría bien...
Más que nada porque si entraba alguien y le oía podía lanzarse al vacío desde la ventana y en mitad del vuelo transformarse y así huir… pero claro, primero tendría que aprender a prestar más atención a lo que pasaba a su alrededor, su padre y su hermano ya se lo habían dicho infinidad de veces pero parecía que le costaba asimilar ese concepto y ponerlo en práctica.

Se le erizó el vello de la nuca cuando el otro sonrió de esa manera maliciosa, haciéndole tragar saliva al escucharle y luego para intentar contestarle algo de nuevo.

-S-solo eres un humano... y no...no “eres” una mala persona.
Más bien no olía como una mala persona, pero pensaba que quedaría raro decirle algo así a un completo desconocido.
Frunció el ceño algo molesto por su tono al hablar con él, inflando levemente sus mejillas.

-N-no me da miedo… s-si lo intentas morirías...
No es que él fuera a matarle claro está, el odiaba la sangre y hacer daño a la gente, era físicamente incapaz de hacerlo en su estado normal. Pero su padre y su hermano eran harina de otro costal; ellos le cogerían, le arrancarían la piel como si estuviesen pelando una manzana y luego lo quemarían antes de comérselo de dos mordiscos. No era una bravatada era simplemente lo que les había visto hacer en otras ocasiones y a pesar de que había tratado de que lo dejaran de hacer ellos simplemente actuaban así ya por instinto a todo aquél que los amenazase.

Carraspeó intentando cambiar de tema, sonriendo de forma nerviosa mientras pegaba su cuerpo al lado de la ventana. Así sí el otro se acercaba demasiado podría huir al menos.

-¿T-te dedicas a los libros no?
Señaló las estanterías, tratando de distraerlo un poco. Fijándose en algunos títulos.
-Son muchos de alquimia… ¿estas interesado en manejarla?
Había quienes solo sentían curiosidad y otros que directamente querían conocer todos los secretos de esta. Él particularmente la encontraba interesante en algunos puntos pero demasiado compleja para su pequeña cabeza, sentía mayor interés por la poesía y similares.
Relajó un poco su postura tensa, jugueteando un poco con sus dedos de forma algo nerviosa volviendo a mirar al humano, entendía que si investigaba la alquimia le interesase estar en un lugar un poco más apartado por comodidad, pero en esa torre más bien estaba aislado del mundo prácticamente.

-¿Vives aquí solo?
avatar
Jace
Criatura: Fénix
Criatura: Fénix

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/04/2012
Localización : Estaré en el bosque o sobrevolando la zona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Dietriech Thyssen el Mar Abr 17, 2012 9:54 pm

Suspiró suavemente, jamás se había esperado aquella intromisión, nadie era tan estúpido como para acercase de aquella manera tan descarada al castillo y menos sentarse a comer en la ventana de aquella manera tan despreocupada. Era obvio que aquel pelirrojo no tenía sentido alguno del peligro y por si fuera poco se disculpaba diciendo que le gustaba la vista… En realidad el pobre chico lo que tenía de lindo lo tenía de estúpido. Un nuevo suspiró escapó de sus labios mientras que racionaba. Primero, un chico, no, una criatura, pequeño y con una apariencia frágil y… detuvo el rumbo de sus pensamientos y sonrió ladino, estaba pensando demás aunque bien le gustaría desatar por completo su imaginación, pero claro no podía puesto que aun seguía en presencia de este y su desconfianza era mucho más grande que su libido.

Frunció suavemente el ceño ¿Cómo es que este podía decir aquellas cosas cuando la voz le temblaba de aquella manera? Simplemente estúpido, si tenía miedo y quería ocultarlo no le estaba funcionando nada. –Pequeño idiota. –dijo soltando una suave risita, maliciosa como solo él podría soltar.- Si no me temes, entonces ¿Por qué la voz te tiembla? –inquirió la obviedad solo con el fin de ponerle aun más nervioso, aunque claro, sin acercarse a él en ningún momento. Sabía bien que si lo hacía el más bajo escaparía rápidamente y no tenía esa opción ahora que había despertado su interés.

Ignoró por completo su amenaza y le miró incrédulo, era bastante obvio con ver el contenido de su habitación, alzó una de sus cejas y le miró como si estuviese tratando con un estúpido. –No, solo los tengo porque me gusta juntar el polvo en la habitación.- Dijo con un tono irónico, acomodándose sentado sobre la mesita del escritorio. –ciertamente lo son, estoy estudiando un poco. –Dijo encogiéndose de hombros suavemente. Volvió a soltar un suave suspiro.- No, vivo con unos enanos invisibles y acabas de pisar uno. –soltó nuevamente con ese tonito aun. –Por si no te quedo claro, sí, vivo solo Jace. –Se quedo mirando al pequeño pensativo, recorriéndolo con la mirada, una mirada intensa solo por quería verle aun más nervioso. -¿Qué pasa? ¿No se suponía que no me temes? Si es así deja de moverte tan inquieto es molesto. –inquirió sonriéndole suavemente.
avatar
Dietriech Thyssen
Admin/Noble
Admin/Noble

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 08/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Jace el Vie Abr 20, 2012 2:47 pm

Se había dado cuenta de que el tipo le estaba mirando demasiado aunque no sabría decir bien porque pero la forma en la que lo miraba le parecía demasiado intensa y eso hacía que sus mejillas se sonrojasen. No estaba acostumbrado a que se quedasen mirándole tan fijamente y cuando iba por las calles iba demasiado distraído para prestar atención a si había algún hombre mirándole de esa forma o no. Ser observado de esa forma le ponía muy nervioso, si hasta se ponía nervioso cuando su propia familia se quedaba mirándole fijamente por cualquier motivo.

Desvió la mirada frunciendo un poco el ceño cuando le insultó. No era idiota, despistado si, ingenuo desde luego, pero no idiota, cruzó los brazos sobre el pecho encogiéndose ligeramente sobre si mismo como si estuviera protegiéndose.

-Y-y no t-tengo miedo –farfulló- p-p-pero me pone nervioso q-que me miren así.
Era endemoniadamente tímido, raro si pensaba en el modo en el que le habían criado ambos dragones que al parecer desconocían el significado de vergüenza.

Respiró hondo intentando relajarse antes de ponerse tan nervioso que empezase a piar como le pasaba cuando llegaba a los parámetros máximos de vergüenza que podía alcanzar.
Volvió a prestar su atención en los libros, atreviéndose a acercarse algunos pasos para ver mejor los títulos, aunque todavía permanecía atento al humano. Que parecía que encontraba divertido responderle de aquella manera tan sarcástica.

Giró el rostro a mirarle con un pequeño puchero.

-T-te han dejado a-aquí arriba porque abajo n-no te aguantaba nadie, ¿no?
En seguida deseó haberse mordido la lengua cuando terminó de hablar, lo último que quería era molestar al humano y parecía que este podía molestarse con relativa facilidad así que por precaución usó un poco la estantería como escudo improvisado, manteniendo sus ojos fijos en él mientras sus mejillas seguían ardiendo tan rojas como su cabello.
Todavía seguía mirándole de aquella manera y eso no le ayudaba a relajarse.

-¡D-deja de mirarme así! ¡M-me pones nervioso! ¡Y-y también deja de hablarme así! –Replicó un poco envalentonado- N-no soy un idiota. . .
Acabó añadiendo bajando paulatinamente la voz mientras seguía mirándole desde su improvisado parapeto.
avatar
Jace
Criatura: Fénix
Criatura: Fénix

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/04/2012
Localización : Estaré en el bosque o sobrevolando la zona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Dietriech Thyssen el Dom Abr 22, 2012 12:44 am

Rió suavemente aquel chico de verdad era estúpido ¿Cómo era posible que pensara que de verdad se creería lo que decía? Solo era cuestión de escuchar su voz para notar la forma en que hablaba, la forma en que le temblaba la voz o como se movía de aquella manera, aquel chico era un atado de nervioso por más que quisiera negarlo. Podría ser que él en ocasiones era algo distraído (cuando se trataba de sus estudios, experimentos o demás claro está.) pero aquello era demasiado obvio como para que se le pudiera pasar por desapercibido. Soltó una pequeña y maliciosa risita, aquel chico no solo era lindo sino que también era demasiado divertido, no podía negar que le estaba cogiendo el gusto a molestarle, aun cuando este fuera una criatura se notaba a leguas que jamás podría hacerle daño, es más se veía demasiado débil y frágil como para hacer siquiera algo.

-Claro, claro, no tienes miedo. –dijo con ese tonito sarcástico que llevaba usando con el pelirrojo desde que había empezado a preguntar todo ello, es que claro, la cara y reacciones que este tenía eran simplemente demasiado entretenidas como para dejar de molestarle. –Quizás es solo que eres alguien tembloroso de por sí ¿no? –preguntó alzando una de sus cejas mirándole divertido, una pequeña y suave sonrisa se posaba en sus labios, ligeramente curvada de forma ladina para dar así mayor énfasis a sus maliciosas palabras. –Pero bueno si dices que no tienes miedo, ya es cosa tuya ¿no? Digo, temerme a mí, un simple humano que no hace más que dedicarse a estudiar y a hacer experimentos. –Soltó ahora con una voz sumamente lastimera, aunque en realidad seguía con aquella divertida expresión.

Lo siguiente que dijo el más bajo no se lo esperaba, por lo que se le quedo mirando bastante sorprendido, no esperaba que dijera algo que de verdad fuera cierto y que acertara la razón por la que estaba viviendo en aquella torre, sin contar claro que había sido su propia decisión el vivir tan alejado de todo. –Tienes razón. –dijo mirándole ahora con una expresión mucho más calmada en su rostro. –Me dejaron aquí porque mi familia no me soporta, todos me odias y además que…-suspiró suavemente y rió ligeramente, seguramente lo que le había dicho lo había hecho sentir mal, aunque claro que a él no le molestaba en absoluto todo ello.

Sonrió suavemente y le miró de reojo, ahora le tenía mucho más cerca aunque aún no se le acercaría al menos, hasta que estuviera seguro de que no tendría oportunidad de escapársele. - ¿Mirarte de qué forma? –musitó fingiendo como siempre total inocencia, como si jamás hubiese estado mirando al menor de aquella forma tan intensa, aunque en realidad sus ojos brillaban de deseo que el pequeño pelirrojo había despertado en él, lo haría suyo, tomaría aquel menor como una de aquellas pocas y preciadas cosas que resguardaba receloso.
avatar
Dietriech Thyssen
Admin/Noble
Admin/Noble

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 08/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Jace el Lun Abr 23, 2012 9:06 pm

¿Pero como demonios tenía que explicarle a ese humano que si le miraba de esa forma lo único que iba a poder hacer era permanecer como un tomate y temblando como un flan? Además estaba el tono de voz que usaba con él, no le ayudaba que sonase como que a cada sílaba que salía de sus labios se estuviese burlando de él.
El nunca había sido violento, es más, aborrecía la violencia pero aún así en esos momentos no le importaría zarandear un poco al otro chico para que no se burlase de él o ser lo bastante valiente como para atreverse a taparle la boca y el ojo con las manos y que se quedase quieto un rato.

Internamente suspiró desechando enseguida aquella idea, sabía que iba a ser incapaz de acercarse al humano a menos de un par de metros y desde luego tocarle era algo que iba a resultarle totalmente imposible, no solo porque era un humano y sabía que si se despistaba podía capturarle sino porque sino porque moriría en el intento debido al nerviosismo que tendría.

Bufó molesto medio escondiendo la cara en el interior de un libro que había cogido para ojearlo por encima, oírle hablarle en ese tono otra vez le estaba empezando a poner ya de mal humor, cosa muy rara en él. Aunque más que mal humor era una extraña mezcla entre los nervios, la vergüenza y las ganas de que dejase de molestarlo. Frunció el ceño al oírle en ese tono lastimero tan falso por sus palabras, asomando algo los ojos por encima del libro a tiempo para ver la expresión que se quedó tras sus palabras y se empezó a sentir cada vez peor cuando habló… él solo había tratado de molestarle un poco de regreso… no pensaba que realmente estaba tan aislado del mundo pero lo que peor le sentó fue la sensación que le llegó de él, de que no le importaba en absoluto su situación… eso era más triste que no le importase en absoluto estar solo y Jace sintió verdaderas ganas de abrazarlo aunque sabía que el otro no entendería el motivo y si se lo dijese le trataría como un idiota de nuevo.

Mantuvo su rostro oculto tras el libro mientras trataba de quitar la expresión de pena que tenía en él ahora.
Le duró poco cuando sintió una nueva emoción saliendo del humano, una muy extraña que no había experimentado nunca y que le hizo sonrojarse mientras una ola de calor se extendía por todo su cuerpo desde su vientre hasta las puntas de sus dedos, su piel se ponía de gallina y soltaba un suspiro ahogado.
Alzó algo la vista para mirarle sin saber que decir tras eso, pero mientras le seguía mirando de esa forma el calor persistía.

-M-me miras. . . d-de forma e-extraña. . .
No sabía como definir esa mirada, nunca había experimentado una sensación así antes y eso le asustaba un poco, le asustaba y le hacia despertar su curiosidad y querer descubrir de qué se trataba.
avatar
Jace
Criatura: Fénix
Criatura: Fénix

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/04/2012
Localización : Estaré en el bosque o sobrevolando la zona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Dietriech Thyssen el Miér Mayo 02, 2012 1:46 am

Esperó completamente en calma por aquel pelirrojo, si era sincero no tenía nada mejor que hacer y aquella pequeña caza que había decidido iniciar era mucho más divertida que su trabajo en realidad, solo tenía que esperar al momento adecuado para atraparlo y hacerlo suyo y por lo descuidado que era la criatura tarde o temprano tendría la oportunidad, aunque claro esto sería mucho más temprano que tarde, aquel chico era simplemente estúpido y evidente, demasiado evidente. Su descarada mirada nuevamente recorrió el pequeño cuerpo que tenía delante, examinándolo con precisión, revisando el cuerpo ajeno posando al final está sobre el redondo y firme trasero del ave.

Suspiró suavemente y le siguió con la mirada, aunque tuvo que cambiar su posición puesto que el parche cubría su vista y hacía mucho menor el rango de su visión. Apenas notó como se escondía bajo aquel libro sonrió… Que niño más estúpido, hacer eso justamente cuando le tenían como presa, aquella sonrisa simplemente se ensanchó por completo cuando vio el tono que había causado en las mejillas del pelirrojo, ciertamente aquel tono le quedaba bastante bien, se relamió los labios aprovechando que el otro no le miraba, tal como lo haría un lobo que acechaba a una muy apetecible presa y claro, aquel pequeño muchacho era ahora su presa.

Lentamente fue deslizándose de su escritorio, acercándose a él con un caminar seguro pero silencio, en cuestión de un segundo estuvo detrás de él, empotrándolo prácticamente contra el librero, atrapándolo de esta manera entre su cuerpo y el frío mueble que resguardaba sus libros, siendo estos únicos testigos de lo que en aquella habitación acontecía.

-Vaya…-se inclinó a susurrar suavemente sobre oído, lamiéndola suavemente solo para hacer que aquel sonrojo se incrementara aun más.-…que fácil es atraparte Jace…-susurró nuevamente contra su oído dando ahora una suave y pequeña mordidita sobre su lóbulo, solo con el fin de molestarle mientras que con su propio cuerpo presionaba aun más el cuerpo ajeno contra el librero. - ¿Qué harás?...-preguntó pasando su derecha suavemente bajo el mentón ajeno, subiendo el rostro ajeno para que le mirase desde el punto bajo en el que se encontraba.- Bien podría hacerte mio, obligarte a llevar el collar que te hará obedecerme ciegamente…-Una expresión maliciosa, macabra mejor dicho se posó en su rostro.- Podría usarte como sujeto de experimento… abrirte…cortando tu piel trozo por trozo solo para ver cómo es tu cuerpo…-Dijo con un tono ronco mientras que el único ojo que se mantenía a la vista brillaba con fuerza, casi tan macabro como su expresión, aunque claro no era más que una forma para molestar al chico y ver su expresión, aunque no era una mala idea después de todo….-..Dime… ¿Qué harás? –preguntó nuevamente relamiéndose nuevamente los labios, estaba vez de una manera lenta, solo para que este pudiera ver por completo aquella acción.
avatar
Dietriech Thyssen
Admin/Noble
Admin/Noble

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 08/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Jace el Jue Mayo 10, 2012 9:55 am

El pequeño fénix estaba tan absorto en esconder la cara en el libro para evitar que viera su estado avergonzado y en tratar de calmar sus emociones, alteradas por las que sentía saliendo del humano, que ni le había oído acercarse a él, dando un respingo sobresaltado y asustándose cuando terminó totalmente pegado a la estantería, con el otro pegado a su espalda.
Del susto el libro se le había caído al suelo pero no estaba en situación por preocuparse de eso cuando sintió el aliento cálido en su oreja y la vibración del sonido que le hizo cerrar los ojos y estremecerse.

-Ahn!
Su cuerpo se tensó al sentir el mordisco y su respiración empezó a volverse algo más acelerada, trató de pegarse lo más posible a la estantería para intentar huir del contacto contra el cuerpo más grande pero fue una táctica inútil que lo dejó todavía más aprisionado y en esa situación podía sentir la cadera ajena presionándose contra la parte superior de su trasero, algo que por algún motivo le hizo ponerse todavía más nervioso y sonrojarse más sin poder evitarlo.

A regañadientes alzó la cabeza para encontrarse con el único ojo visible del humano mirándole, él a duras penas podía mantener ambos abiertos por la vergüenza y en parte por el miedo que le causaba estar tan indefenso. Trató de abrir la boca para decir algo pero solo se escuchó un jadeo ahogado sin que saliese ni una sola palabra de entre sus labios.
Si la idea de que le pusiese uno de esos horribles lazos ya era bastante para dejarlo al borde de un ataque de pánico la expresión del mayor y las palabras que salieron le llenaron los ojos de lágrimas por el miedo de que le hiciera algo así tan horrible, visto así con las mejillas rojas, los ojos llorosos, temblando ligeramente y esa expresión asustada y tan lastimera daban en total un cuadro que posiblemente a más de algún sádico le habría encantado…
Cuando volvió a preguntarle y le vio relamerse de aquella manera un escalofrío le recorrió toda la columna vertebral dejando sus piernas débiles y haciéndole que su sonrojo creciese.
De nuevo trato de articular alguna palabra, e incluso mostrar algo de arrojo pero no podía, simplemente para él era totalmente imposible… aunque no era imposible para él moverse y a pesar de estar tan aprisionado seguía siendo una criatura y además era escurridizo, en momentos tan tensos era cuando de verdad salía a la superficie esa pequeña parte de él que funcionaba por puro instinto de supervivencia y tomaba el control de su pequeño cuerpo.

La única manera de escapar en esa posición era escurrirse o bien por los lados pasando bajo sus brazos o directamente colarse entre las piernas del otro. Optó por intentar la primera opción así que de un rápido movimiento y tras tener que frotarse descaradamente contra el cuerpo del otro se escurrió por ese hueco que había entre el cuerpo del humano y la estantería, quedando durante unos segundos acorralado esta vez en la pared pero de nuevo su instinto se hizo cargo y casi de un solo salto se encaramó en lo alto de la estantería y de ahí subió a una viga donde se sintió algo más protegido por la distancia que había de él y el humano.
Respiraba deprisa, con su corazón palpitándole con fuerza en el pecho mientras sus mejillas permanecían rojas y se le escapaban un par de lágrimas.

-N-no voy a d-dejar … q-que me u-uses d-d-de cobaya
Consiguió articular mostrando una valentía que realmente no sentía y era más que evidente, aunque en serio iba a hacer lo imposible por no terminar despedazado solo por interés científico.
Creyendo que allí arriba estaba un poco más a salvo intentó calmarse y calmar su cuerpo que estaba teniendo una extraña reacción, se sentía ligeramente caliente de una forma que no había experimentado nunca antes y si pensaba en el cuerpo del otro tan cerca del suyo o en el momento en el que se había rozado contra él... aquello solo le daba más calor a pesar de la punzada de miedo que sentía por esa reacción tan desconocida y nueva para él

avatar
Jace
Criatura: Fénix
Criatura: Fénix

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/04/2012
Localización : Estaré en el bosque o sobrevolando la zona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Dietriech Thyssen el Sáb Mayo 26, 2012 2:32 pm

Se sorprendió bastante al escuchar aquel precioso trino que había escapado de los labios del pequeño pelirrojo, pero claro aquello no le era suficiente, quería escucharlo el soltar aun más aquellos soniditos, el menor despertaba en él, el interés que solo el conocimiento había estado ocupando, si bien había tenido interés en los cuerpos ajenos jamás se había sentido atraído por alguien más, es más simplemente le habían visto como si no fueran más que simples cuerpos que usaba para saciar sus deseos básicos cuando llegaba el tiempo en que necesitaba el liberarlos; era un joven común y corriente después de todo, su cuerpo era totalmente sano y el sexo como para cualquier persona era algo necesario.
Suspiró suavemente y presionó un poco más su cuerpo contra el otro, la idea de usarlo como un simple sujeto de experimentos se le borró de la mente, pero solo por el hecho de que el otro parecía totalmente aterrado con la idea de que fuera usado de aquella manera, por lo que seguiría jugando con aquella ave.

¿Gimes? –Preguntó suavemente contra su oído, dejando que su cálido aliento se posará contra la piel tibia del más bajo, mientras que seguía presionando su cuerpo contra el delicado del pelirrojo.- Sabes…-dijo pasando ahora su lengua con suavidad sobre el lóbulo ajeno.- Podría hacer tantas cosas con tu cuerpo… Recorrerlo… abrirte por completo…-Susurró poniendo sus manos ahora sobre las caderas ajenas, apegando su cadera contra su propia entrepierna- hacerte gemir de deseo… pero… es mucho más divertido jugar contigo… tal como no quieres. –aclaró subiendo sus manos hacia su la cintura ahora, deslizando solo una de sus manos hacia el pecho de este.- Quiero romperte, destrozarte solo para ver qué es lo que tienes dentro Jace…-Susurraba continuo sobre la suave orejita de este, disfrutando de las reacciones que el fénix no dejaba de mostrarle, aquel temor, la forma en que se removía, todo en él le incitaba a molestarle.

Las únicas palabras que consiguieron salir de aquellos pequeños labios le hicieron sonreír ¿De verdad creía que podría librarse de él? No, claro que no, lo sabía bien y podía ver perfectamente que el otro estaba aterrado. Una suave pero maliciosa sonrisa se posó en sus labios y se apartó levemente de él solo para conseguirle girarle y que quedara mirándole.- ¿Qué harás? –susurró suavemente tomándole del rostro solo para que no pudiera apartar su mirada, manteniendo los ojos ajenos atrapados en el fulgor azul de su único ojo visible. –¿Vas a….-Sonrió suavemente acercando sus labios a los ajenos, deteniéndose solo cuando estuvo a unos cuantos centímetros de aquellos pequeños y llamativos labios.- hacerme algo? –preguntó posando su pulgar sobre estos, recorriéndolos suavemente, acariciándolos con delicadeza mientras su mano libre se apoderaba de sus caderas y le mantenía contra su cuerpo, cerca pero a la vez manteniendo una mínima distancia que marcaba la lejanía de ambos seres. - ¿Puedes? –preguntó una última vez antes de besarle, hambriento, deseoso de sentir como el cuerpo ajeno se estremecía por él… quería tenerle y lo tendría… ya estaba decidido.
avatar
Dietriech Thyssen
Admin/Noble
Admin/Noble

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 08/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Jace el Mar Mayo 29, 2012 12:50 pm

Podía sentir como su respiración se hacía más pesada y estaba empezando a tener mucho calor… se sentía asustado y muy excitado a partes iguales. Asustado porque el otro no dejaba de comentar todas esas cosas horribles que quería hacerle y que sinceramente ni se atrevía a imaginar que le hacía; y excitado por la forma en la que el otro susurraba a su oído y se mantenía pegado a su cuerpo, con su respiración golpeando en la sensible piel de su cuello que se había erizado haciéndole tener un breve escalofrío.

No quería gemir, realmente lo que quería era chillarle para que se alejase de él pero su garganta y sus labios iban por su cuenta y oírle preguntar que si gemía, con sus labios pegados a su oído estuvieron a punto de hacer que volviese a escaparse un gemido que consiguió contener a duras penas mordiendo su labio inferior.
Cogió aire de forma entrecortada notando como las manos del mayor pasaban por sus caderas y sentía la ingle del otro pegada contra él, no estaba seguro de si su imaginación le estaba jugando una mala pasada o no, pero le parecía que el otro también estaba excitado.
Volvió a temblar de miedo al oírle afirmar que quería romperlo, una fina capa de sudor frío le recorría la frente y las sienes por eso, no entendía como en ese estado su cuerpo podía sentirse tan caliente.

-D-déjame… -volvió a repetir con apenas un hilo de voz, suplicante- d-déjame irme. . .
En el fondo sabía que aunque el mayor hubiera accedido él no habría podido moverse del sitio, sus piernas hacía rato que no le respondían y consideraba todo un milagro que pudiera mantenerse en pie.
Pió asustado al ver que lo giraba y de nuevo no pudo hacer otra cosa más que permanecer paralizado, totalmente maleable en las manos del otro.
Le costaba horrores mantener sus ojos abiertos y enfrentados a los del otro, de echo su visión se había aguado un poco por las lágrimas que amenazaban con empezar a salir de estos de un momento a otro.
Quiso apartar la cabeza cuando el otro acercó la suya, pero la mano en su mentón impedía que se moviese y su labio inferior tembló ligeramente provocando una leve fricción contra los ajenos.
Abrió un poco más la boca, sintiendo la caricia del pulgar del otro en su boca, intentando hablar.

-T-te q-quemaré –intentó amenazar sin la más mínima convicción, en ese estado sería simplemente incapaz de invocar sus llamas o cambiar de forma- h-haré q-que todo arda. . .

Tragó saliva, su boca se sentía demasiado seca y a través de su ropa sentía el calor que emanaba del cuerpo del humano, parte de él a pesar del miedo quería pegar su cuerpo al del otro y sentir directamente ese calor, pero el resto estaba tan atemorizado que no hizo nada.
-N-no…
Reconoció a su pregunta, no podía hacer nada, estaba totalmente indefenso.
Un gemido ahogado salió de su boca cuando esta fue tomada por los labios del mayor en un beso feroz que le hizo estremecerse y sujetarse desesperado a la camisa del mayor como si le fuera la vida en ello. Sin ser consciente sus labios quedaron abiertos y su lengua buscaba tímidamente el contacto con la opuesta, frotándose contra esta en una caricia húmeda.
Apenas un minuto después trató de separar su boca en busca de oxígeno, cogiendo grandes bocanadas de aire sintiéndose mareado incluso por la intensidad con la que le había besado.

avatar
Jace
Criatura: Fénix
Criatura: Fénix

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 08/04/2012
Localización : Estaré en el bosque o sobrevolando la zona

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Dietriech Thyssen el Vie Jun 08, 2012 4:32 pm

Un suave suspiro se escapó por entre sus delgados labios, dejando así que su cálido aliento chocase con el cuerpo del pequeño fénix que se mantenía atrapado entre su cuerpo y el estante de libros, que le ayudaba a mantener al ave a raya, siendo así su único cómplice en la captura de aquel menor que aunque sus labios soltasen palabras y palabras queriendo recuperar su libertad, su cuerpo respondía honestamente a él, estremeciéndose, reaccionando a cada uno de sus poco sutiles roces. Que cuerpo más lascivo tenía el pelirrojo, reaccionar de aquella manera simplemente porque le estaba….sonrió suavemente, era natural que reaccionase de aquella manera, después de todo era él quien estaba pre-disponiendo del cuerpo ajeno solo para que lo hiciera, es que claro, ahora que había decidido hacerse con este no iba a dejarle escapar; era suyo y se mantendría de aquella manera.

-¿Por qué no intentas de escapar? –preguntó con un obvio tono de burla mientras se acomodaba un poco más sobre él, claro si el más bajo quisiera escaparse podría conseguirlo, quizás; y él como era no le seguiría, uno porque eso interrumpiría con sus deberes y lo otro, porque la verdad es que le daba pereza subir y bajar esas escaleras mucho más cuando era para ir a recoger algo que ya era suyo y que tarde o temprano tendría que volver con él y si no, pues ya encontraría la forma de hacerle regresar; porque claro, una vez que decidía que algo era de su propiedad no había manera en que le pudieran arrebatar el mismo.

Sonrió suavemente cuando vio aquellas tiernas expresiones de terror depositados en el rostro del pelirrojo, debía reconocerlo, el molestarlo, el asustarlo le provocaba un pequeño placer que no dudaría en continuar al menos hasta que se aburriese de joderle la vida al pequeño fénix. –Adelante… hazlo…-le retó tras que sus labios se separasen de los ajenos, suspirando suavemente, tras que el otro se escapase para buscar el aire que sus pulmones, al parecer, le pedían con desespero. - ¿Qué pasó?- preguntó burlón, tomándole en volandas para llevarle así hacía la cama depositándole en esta y luego, como si no fuese nada más anormal, posicionarse sobre el cuerpo ajeno, atrapándolo ahora, entre la cama y su cuerpo.

-¿Sabes lo que quiero hacerte ahora no? –preguntó nuevamente con ese tonito burlón que había estado ocupando para poder hablar con este, como si se tratase nada más que un simple juego, en que poseería cada ínfimo centímetro de piel proveniente del ave. Llevó sus labios nuevamente a encontrarse con el oído ajeno.- Voy a tomarte por completo, haré que tu cuerpo me recuerde hasta en el rincón más oculto de tu piel…-lamió suavemente su lóbulo, mientras que sus manos suavemente iban hasta su cadera y se colaban por debajo de la camiseta, recorriendo con lentitud esta, acariciándole con total cuidado, como si fuera un objeto delicado que pudiese romperse en cualquier momento; contrastando de aquella manera con las anteriores palabras que había usado anteriormente, mientras a la vez miraba fijamente al menor con aquel único orbe azulino visible.
avatar
Dietriech Thyssen
Admin/Noble
Admin/Noble

Mensajes : 82
Fecha de inscripción : 08/04/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la torre (priv Dietriech)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.