Conectarse

Recuperar mi contraseña

PhotobucketPhotobucket
[clickea para mandar mp]
Últimos temas
» Apocalypse [Aracne Snake]
Lun Jul 03, 2017 5:55 pm por Afiliador

» Code Geass: Endless Dark [Cambio de botones]
Dom Feb 10, 2013 12:50 am por Invitado

» Aviso de Code Geass: Endless Dark
Mar Dic 11, 2012 5:05 pm por Invitado

» Aviso de Dark Souls
Lun Nov 19, 2012 10:00 pm por Invitado

» Afiliación "Golden Age a.R" [Elite]
Mar Sep 04, 2012 5:22 pm por Invitado

» Lacrim Tenebris. Foro Steampunk/Fantasía. (+18)- [Élite]
Dom Sep 02, 2012 11:25 am por Afiliador

» {Pokémon Battle Royale}{Afiliación Élite}
Vie Ago 24, 2012 4:40 pm por Afiliador

» Toxic Academy {{Recién abierto}}
Vie Ago 17, 2012 10:47 pm por Afiliador

» En este momento pienso que...
Mar Ago 14, 2012 1:51 pm por Hisumi

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 43 el Miér Jul 19, 2017 2:53 am.
Code Geass: Endless Dark vocaloid melody rolSubZero
Photobucket
[Da click para ver nuestros afiliados]

El joven que olía como el bosque... [Privado James]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El joven que olía como el bosque... [Privado James]

Mensaje por Elhir el Mar Mayo 01, 2012 1:53 pm

El viento soplaba tranquilamente como una deliciosa brisa vespertina en los campos de trigo cercanos al bosque que Elhir había tomado como residencia mientras permaneciese en las cercanías de aquella ciudad que había ocupado el antiguo hogar que había sido para él el refugio de los animales y el pequeño pueblo de campesinos que, al parecer y según se veía, había prosperado incluso más de lo esperado hasta volverse aquel imponente bastión de la humanidad.
Desconociendo todavía lo que había ocurrido con los años allí aunque verdaderamente sabiendo de la existencia de aquellos cazadores que según se veía trataban de capturar gente como él se había dado cuenta de que, para variar, su instinto no le había fallado a la hora de sugerirle que se hiciese un encantamiento como el que ahora llevaba tatuado en su brazo derecho para esconder su aura y su presencia precisamente a todos aquellos con una preclara percepción de los seres místicos como él... incluyendo a otras criaturas tales como dragones y unicornios, así como grifos y sátiros... pocos serían capaces de detectar que era un unicornio por su aura, eso desde luego.

Debido a la ausencia de trabajo (después de todo acababa de llegar a aquella región, y gracias a los cazadores más o menos las cosas entre humanos y criaturas estaba bastante relajada), Elhir había decidido instalarse en aquel hermoso bosque al pie de las montañas y salir de él para explorar las proximidades, puede que incluso hacer un esfuerzo e ir a la ciudad llena de humo sólo con tal de poder encontrar cosas nuevas y fascinantes que pudiesen sorprenderle y hacerle conocer más... pero el paisaje con el que se topó nada más salir a campo abierto le quitó de su voluble cabecita cualquier idea que hubiese planificado antes. No se iba a mover de aquel lugar al menos en todo el día y toda la noche, hasta que se hubiese empapado lo suficiente de aquella belleza sin igual de los dorados campos de trigo bajo la dorada luz del sol y la plateada luz de la luna que pronto vería en todo su esplendor si se quedaba allí... cosa que haría.

Así pues sin poder resistirse, Elhir había paseado entre las espigas de maíz durante horas con su extraña mascota a cuestas rosmando como siempre hacía como un viejo cascarrabias, en su defecto con sonidos guturales que al unicornio nunca habían preocupado. Desde que había nacido su pureza le había permitido que toda criatura viviente confiase al instante en él y no le buscase ningún mal, por lo que absolutamente todos los animales le adoraban, fuese de la raza que fuesen. Elhir nunca había temido a ninguna criatura viva más que al hombre y a excepciones dentro de cada una de las razas mágicas por sus esencias impuras y malignas... los animales nunca se contaminarían tanto de aquello que los humanos denominaban "inteligencia" como para corromperse hasta tal punto de no llegar a identificar la pureza del unicornio.

No fue hasta que pasaron casi tres horas que por fin la criatura se aburrió de pasar sus manos libres de los guantes que se había sacado y guardado por encima de las espigas de trigo y decidió salir de la espesura de los campos para dirigirse hacia un roble algo adelantado a los árboles del bosque y más cercano a aquel lugar creado por el hombre y que sin embargo le parecía tan de ensueño como cualquier otro lugar creado por la Madre Tierra.
Desabrochándose el gran cinturón que sujetaba sus espadas y dejándolo cerca de su cuerpo en el suelo, Elhir se había sentado recostando su espalda contra el tronco del árbol y dejando sus piernas relajadas y tranquilas, en apenas unos segundos cerrando los ojos bajo la atenta mirada de su mascota, que nada más ver subir y bajar regularmente el pecho de su amo se había colocado a su vera con su viscosa cabeza apoyada sobre una de sus piernas para hacer de guardia de su sueño.
La tarde de verano era tan agradable, el sol, la brisa, el sonido de los árboles al mecerse con el viento... que Elhir ni siquiera habría reaccionado ante una estampida de dragones tal y como estaba apaciblemente dormido, su cabello y las cintas de su "sombrero" meciéndose al ritmo de la flora del lugar, manteniéndolo sin pausa en las suaves manos de Morfeo...
avatar
Elhir
Criatura: Unicornio.
Criatura: Unicornio.

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 30/04/2012
Localización : *se le ve tumbado sobre la hierba bajo la sombra de un árbol*

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.